BLOG.URBANICA.COM.SV

Las 5 reglas entre vecinos que mejorarán la convivencia en tu comunidad

¿Estás teniendo problemas con tus vecinos? ¿Quieres llevarte mejor con ellos? Revisa a continuación los básicos de una buena convivencia en comunidad.

¡Qué agradable es tener buenos vecinos!, ¿verdad? Sabemos - o al menos intuimos - la importancia de tener de nuestro lado a quienes viven cerca, como una red de apoyo incondicional ante cualquier circunstancia. Sin embargo, cuando esto no se da, solemos culpar a las malas relaciones a los demás, cuando en realidad es una responsabilidad compartida.

 

¿Qué podemos hacer para mejorar la convivencia con nuestros vecinos? Revisa a continuación si estás poniendo de tu parte para mejorar la vida en comunidad:

 

1. APRENDE A CONOCERLOS

Cuando llegues a una nueva comunidad, procura entablar lo antes posible el diálogo con tus vecinos, para que te conozcan a ti y a tu familia y viceversa. Es importante saber cuáles son los miembros que componen cada uno de los hogares, tanto para detectar la presencia de extraños, como para saber con quiénes contar ante cualquier eventualidad.

 

2. MANTENER UNA COMUNICACIÓN FLUIDA

Comunicarse de manera educada y amable, siempre con una sonrisa, es un punto a tu favor cuando se trata de la relación con tus vecinos. Son ellos los que estarán en el área cuando salgas de vacaciones o hagas un viaje de fin de semana y cuidarán tu hogar por ti. Además, si hay una buena comunicación y un trato cordial, será muy fácil solucionar conflictos entre vecinos.

 

3. ORGANIZAR REUNIONES DE ENCUENTRO

Éstas son importantes para reafirmar los lazos, conocerse mejor, y tratar temas de interés dentro de la comunidad. Además, algunas personas no tienen más parientes cerca y estas reuniones les permiten socializar, fortaleciendo el sentido de pertenencia a un grupo.

 

4. RESPETAR LAS ÁREAS COMUNES

Así como buscamos amistad y ayuda por parte de nuestros vecinos, también hay que tener respeto por los lugares comunes, plazas, parques, jardines ajenos, manteniendo siempre limpio, recogiendo los desechos de nuestra mascota y cuidando todo aquello que sea de uso comunitario.

 

5. MODERAR LA MÚSICA Y LOS RUIDOS 

Todos recibimos amigos y familiares en nuestras casas, ya sea por una reunión informal o para celebrar algo. Lo cierto es que la música, voces y ruidos pueden elevarse a niveles realmente molestos para los demás. Todos podemos poner de nuestra parte para evitar situaciones incómodas con los copropietarios. Por ejemplo, quien organiza la fiesta puede vigilar que la música se mantenga a un volumen moderado, advirtiendo a los vecinos anticipadamente sobre el evento. Por otra parte, los vecinos pueden hacer una excepción si se trata de algo poco frecuente; después de todo, cada familia tiene derecho a pasarla bien de vez en cuando. La empatía de ambas partes es esencial.

 

Gente complicada nos encontraremos en todas partes; sin embargo, la clave está en saber lidiar con ese tipo de personas de manera sabia, pensando en el bien común. Aplicando la paciencia, el diálogo, y una postura constructiva, seguramente la relación con quienes viven cerca de nosotros fluirá y el beneficio se verá reflejado a todo nivel. ¿Estás dispuesto a aplicar estos consejos para mejorar la convivencia con tus vecinos?

Nuevo llamado a la acción

Más de nuestro blog


CONVIVENCIA

New Call-to-action

Entradas recientes