Los 3 secretos mejor guardados para comprar una casa

Comprar una casa es uno de los eventos más importantes en la vida de una persona y no es una decisión que deba tomarse a la ligera. 

 

Entre otros aspectos, debes asegurarte de pagar lo justo, que podrás solventar los gastos y que tu inversión se incrementará con el tiempo. Pero, lo más importante, es que de esta decisión determina, en gran medida, el futuro de tu familia. Es aquí donde pasarán los próximos años y crearán recuerdos que los acompañarán por siempre. 

 

Estas son las 3 reglas de oro que debes considerar antes de comprar una casa.

 

  1. Compra con la cabeza fría

"Enamorarse" de una casa te puede llevar a tomar una decisión apresurada y pagar de más por algo que al final no se adapta a las necesidades de tu familia o que presente desventajas que no contemplaste debidamente en su momento. 

Es por esto que la vivienda que se pretende ser adquirida debe ser analizada desde un punto de vista racional. Una buena alternativa es contratar a un profesional que inspeccione a fondo su estado general, su situación legal y te entregue un punto de vista objetivo.

 

  1. Analiza el vecindario

Revisar la casa es importante, pero no te olvides de recorrer el vecindario, asegurarte que es un lugar tranquilo y seguro, con servicios a corta distancia como supermercados o escuelas que permitan aumentar la calidad de vida de tu familia. 

Realiza visitas en distintos horarios ya que la actividad puede cambiar dependiendo si es de día o de noche. Entrevista a algunos vecinos, revisa con las autoridades los proyectos de infraestructura o urbanísticos planeados para la zona, que podrían mejorar o empeorar su plusvalía.

 

  1. No te comprometas con más de lo que puedas pagar

No pongas en juego tu seguridad financiera por adquirir más de lo que puedes pagar. Existe una regla básica que debes tomar en cuenta: nunca gastes en tu hipoteca más del 25% de tus ingresos. Considera los gastos secundarios que son comunes al adquirir una nueva casa, como mudanza, remodelaciones, impuestos, honorarios de personas involucradas, contratación de servicios, etc. También es importante que conserves un fondo de ahorro ante cualquier emergencia.

 

Por último, al comprar tu casa recuerda que la familia no se mantiene estática, tus hijos crecerán y tal vez lleguen nuevos integrantes. Identifica tus necesidades actuales y piensa a futuro.

Más de nuestro blog


CONVIVENCIA

New Call-to-action

Entradas recientes