Todo lo que necesitas saber antes de comprar una casa propia

Financieramente, el momento ideal para comprar una casa propia, ya sea para arrendarla o vivir en ella, es aquel en el que disfrutas de una relativa estabilidad económica. Pero, más allá de eso, existen varias cosas que debes saber antes de tomar la decisión de adquirir una vivienda.

 

Debes tener un ahorro previo

Si no vas a comprar tu casa al contado, sino mediante un crédito hipotecario, debes pensar en un ahorro previo. Las entidades financieras que otorgan préstamos para la compra de vivienda, por lo general, financian hasta el 90% del valor del inmueble. En ese sentido, tú tienes que tener, como mínimo, el otro 10% para la cuota inicial. 

 No puedes olvidar que al comprar una casa propia tienes que cubrir los gastos notariales y pagar el Impuesto de Transferencia de Bienes Inmuebles, los derechos de registro, la tasación de la vivienda y los seguros correspondientes. Por lo que contar con recursos destinados a esos gastos siempre es necesario. 

 No obstante, ten presente que los bienes raíces con precio inferior a US$28,571.43 no pagan el Impuesto a la Transferencia de Bienes Inmuebles

 

Toma la decisión de compra a conciencia

Al comprar un inmueble pones en juego un capital importante. Aunque los activos inmobiliarios suelen mostrar cierta estabilidad y valorarse en el tiempo, se ha presenciado que el precio de estos puede devaluarse. Además, si lo haces mediante un crédito hipotecario asumes una obligación a largo plazo, que puede llegar incluso a los 25 años. 

 Por eso es importante que tu decisión sea producto de un análisis detallado de tus finanzas, del mercado inmobiliario, de la situación económica del país y de la vivienda en sí. Esta, además de cumplir tus requerimientos arquitectónicos, debe estar ubicada en una zona que a futuro muestre valorización. 

 

No está de más una buena asesoría

El inmueble por comprar, además de un diseño y número de habitaciones, debe estar en óptimas condiciones estructurales y ajustarse a tu presupuesto, intereses (para arrendar o para vivienda) y hasta a tu personalidad y forma de vida. Por ejemplo, las proporciones o tamaño del inmueble va a depender del número de integrantes de tu grupo familiar. Es así como una casa puede ser lo ideal si tienes una familia numerosa o un departamento si eres soltero. 

 En ese sentido, el acompañamiento de un profesional puede ser fundamental. Este, además de ayudarte a encontrar la vivienda indicada para ti, te puede prestar asesoría legal y financiera durante toda la transacción del inmueble. 

 

Tienes que elegir el mejor crédito

Para comprar una casa con financiamiento hipotecario necesitas una pre-calificación bancaria, para la cual debes presentar el DUI y el NIT, una constancia de salario y un formulario de autorización de consulta de historial crediticio. 

 Pero debes ir un poco más allá. Entre un crédito y otro puede haber diferencias económicas importantes. Evalúa los productos hipotecarios que ofrece cada banco, compara sus costos totales y opta por aquel que sea más económico y te brinde las mejores condiciones. No olvides que el Fondo Social Para la Vivienda ofrece muy buenas líneas de crédito para la compra de casa nueva o usada, con un financiamiento de hasta el 96% y sin comisiones por trámites. 

 

Ten presente que al comprar una vivienda asumes costos ocultos de por vida. Por ejemplo, los gastos asociados a la administración y al mantenimiento. Tu decisión debe ser completamente racional. Así, tu sueño de tener casa propia se convertirá en la mejor de tus realidades. 

Más de nuestro blog


CONVIVENCIA

New Call-to-action

Entradas recientes